El Éxodo Jujeño: Una Patriada popular

ATSGG-SALTA.- Cuando el General Manuel Belgrano se hizo cargo del Ejército del Norte encontró sólo retazos de una fuerza militar, un pueblo empobrecido y hostil como resultado del paso de las tropas comandadas entre otros por su primo Juan José Castelli, quien se diera al saqueo incluso de templos religiosos.

En medio de ese malestar era imposible pensar en hacer frente a las tropas que comandaba su antiguo compañero de aulas en España, el peruano Pío Tristán. Había que pensar otra estrategia. Así, el 29 de julio de 1812, Belgrano emite un bando disponiendo la retirada general e imperativa, había que dejar al español sólo tierra arrasada.

El 23 de agosto de 1812 el ejército patriota junto al pueblo jujeño comienza el éxodo en dirección a Tucumán. La historia da cuenta del valor y patriotismo de aquellos hombres, mujeres, niños y ancianos que dejaron atrás sus posesiones, era sin duda una de las más duras batallas que el pueblo podía dar.

No era sólo partir, era además preparar en cuanto se podía elementos de guerra. Los jóvenes –aún niños- alistarse para formar en las filas del ejército mientras las mujeres preparaban comidas, arreglaban y cosían uniformes, los hombres se hacían soldados. Era propiamente una patriada.

Recién cuando estuvo todo preparado se emprendió la marcha. Cuando llegaron los realistas sólo hallaron una ciudad fantasma, silente y desmantelada, un espectáculo tan impresionante que llevó a Tristán a escribir a Goyeneche: “Belgrano es imperdonable por el bando del 29 de julio”.

De modo que la enseñanza que debemos extraer de aquella jornada épica es esa imagen de un pueblo completo, unido por una misma causa, la Patria. Así, este es el valor que emerge diciéndonos que si pretendemos un mañana mejor, hoy, los ciudadanos y particularmente los Gauchos como custodios de esos valores, debemos empeñarnos en otra batalla, la de difundir el patriotismo como garantía de prenda de unión y promesa de un futuro mejor.

 

Francisco Aráoz – Presidente ATSGG

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu correo no va a ser publicado.


*